martes, 6 de marzo de 2012

XI Carnaval de Biología

Algunos pueden decir del once que es un número soso. En el sistema de numeración decimal la estrella es su predecesor, el diez, y todos sus múltiplos. Los décimos, centésimos y milésimos aniversarios siempre son motivo de festejo o conmemoración. El cinco es el secundario importante: los cuartos y los medios siglos no pasan desapercibidos, y aún quedan quienes celebran bodas de plata y de oro. Existen billetes de cinco y de cincuenta euros, y todos recordamos al entrañable duro y a su secuaz la moneda de veinticinco pesetas, precio recomendado de las bolsas de Matutano. La numeración romana no le dedica un simbolito exclusivo, como sí lo hace para el uno (I), el cinco (V), el diez (X), el cincuenta (L), el cien (C) o el mil (M). En el sistema sexagesimal el once tampoco pinta mucho. Esta vez es su sucesor, el doce, uno de los protagonistas. Cuando en la huevera hay un agujero vacío falta algo. Y cuando el reloj marca las once la verdad es que no pasa nada importante. A esa hora los programas de la tele están a mitad: ni empiezan ni terminan, excepto en Canarias. No hay un telediario de las once. No se entra o se sale de trabajar a las once. Tampoco se cena ni se desayuna. Además, el once no juega en la liga de los números que podríamos llamar "simbólicos". Aquí tenemos el doce, otra vez: los apóstoles. Se quedaron en once tras la traición de Judas, pero le buscaron sustituto. El trece, el de la mala suerte, el cuatro para los chinos, mientras que el siete es el de la buena. El uno es el número de los ganadores, el del portero y el del As de la baraja, el dos el de la bilateralidad y todas sus consecuencias, y el tres el de la Santísima Trinidad y el de aquella a la que va la vencida. Pero el once es menos que el cero a la izquierda.

Sí, podríamos decir que el número once es un tristón aburrido y un marginado social. En otras circunstancias incluso respaldaría esa postura. Pero la cuestión es que este mes, Marzo del 2012, Ciencia y alguna otra cosa tiene el honor de albergar la décimoprimera edición del Carnaval de Biología. Indudablemente esto es importante para el once: le da caché. Ahora ya no es un don nadie ni un soseras: es un número discreto y con buen gusto, amante de la sencillez, sobrio y poco dado a la ostentación. Una bellísima persona, como este blog. Sin embargo, un número introvertido como es el once seguro que tiene muchas cosas de gran interés que contar, y durante este biocarnaval confío en que podremos leer varias de ellas. Así que vamos a ponernos a ello.




Pues no, resulta que el tema que voy a proponer no es "la Biología y los números", aunque no sería mala idea. Resulta que el año 2012 es el Año de la Neurociencia en España, así que lo tentador sería animar a la gente a escribir sobre ese tema (el cual, por cierto, increíblemente aún no ha sido propuesto en ninguna de las diez ediciones anteriores). Sin embargo ese no es mi campo, así que he decidido ensanchar la propuesta un poco más. Bueno, un poco... bastante. El tema central de estudio de la Neurociencia son los sistemas neuronales, que en última instancia son redes por las que captan, manipulan, almacenan y generan información. Realmente este conjunto de procesos es algo común a todos los sistemas vivientes, incluso a aquellos que no tienen ni una neurona, así que he decidido proponer como tema la información y la vida. ¿Cómo la captan los sentidos? ¿Cómo la procesan y almacenan los seres vivos? ¿Cómo reaccionan ante ella? ¿Cómo se comunican unas células con otras? ¿Lo hacen las plantas entre sí? ¿Cómo se transmite de generación en generación? ¿Cómo la usan los animales para engañar a depredadores o competidores? ¿y para atraer pareja? ¿Cómo se informa nuestro cerebro de lo que pasa en el cuerpo? ¿Cómo se comunican las neuronas? En fin, quien no participe no será porque no sepa de qué escribir. Zoología, genética, botánica, ecología, fisiología... todo vale. El pilar central y unificador es la información. Y a quien aún así no se le ocurra nada, tranquilidad: no deja de ser una propuesta.

Para inspiraros, aquí podéis ver las ediciones anteriores (como estoy un poco perro hago copy-paste de la anterior edición):



Y ahora, las reglas de participación:

1. Participación libre, bien a través de un blog propio o como autor invitado en el blog de un amigo, familiar, etc. o pidiéndoselo al anfitrión de turno del carnaval.

2. Cada mes el blog anfitrión anunciará el inicio del carnaval indicando la fecha de comienzo (se recomienda que sea la misma que la del anuncio y en la segunda semana del mes) y la fecha de fin del mismo (preferiblemente a finales de cada mes).

3. La temática será libre pudiendo ser de cualquiera de los muchos campos dentro de la biología: evolución, botánica, zoología, microbiología, bioquímica, genética, etc. Sin embargo, el anfitrión puede proponer un tema concreto sobre el que los participantes pueden escribir, dibujar, cantar, o lo que tengan pensado.

4. Cada entrada (post) publicado deberá indicar que participa en la n-Edición del Carnaval de Biología citando y enlazando al blog organizador. Tenéis dos posibles formas de avisar, directamente al blog anfitrión o al twitter del carnaval @biocarnaval.

5. Cada organizador puede ir mejorando e innovando con nuevas propuestas y apuestas. Todo debe funcionar solo.

Siguiendo la dinámica de las anteriores ediciones, iré actualizando este post con enlaces a los artículos participantes, y al final publicaré uno nuevo con todos ellos bien colocaditos. Avisadme de vuestra participación informándome a través de uno de los siguientes canales:

A) Este blog, dejando un comentario aquí mismo, como se indicaba en la regla 4. Si no lo hacéis nadie matará gatitos, pero si lo hacéis alguno resucitará.

B) La archiconocida red social del pajarito azul Twitter, dirigiéndoos a @Diplotaxis , a quien además podéis followear si queréis molar más.

C) Enviando un mensaje de correo redactado con buena ortografía y mejor gramática a biogerardo(arroba)gmail.com



He aquí una propuesta para que podáis indicar vuestra participación, nada original, por otra parte:

“Esta entrada participa en la XI edición del Carnaval de Biología, organizado por el blog Ciencia y alguna otra cosa”


incluyendo un enlace a este post, claro está.

El plazo se abre mañana, día 7 de Marzo y termina el 3 del próximo mes, ambos días incluidos. Así que ¡arreando que es gerundio!



****LISTA DE PARTICIPACIONES****