domingo, 13 de julio de 2008

Caballito del diablo


Junto con las libélulas, los caballitos del diablo pertenecen al más amplio grupo de insectos de los odonatos, uno de los más antiguos de la Tierra. Generalmente son de silueta más estilizada que las primeras, pero la característica más llamativa a la hora de distinguirlos a simple vista es la forma en que quedan sus dos pares de alas cuando se posan: mientras que los caballitos del diablo las pliegan verticalmente, como se aprecia en al fotografía, en las libélulas permanecen extendidas horizontalmente.

Tanto sus larvas como sus formas adultas son voraces depredadoras. Las primeras habitan en los fondos de charcas y riachuelos, las segundas, ya capaces de volar, también buscan sus presas en los mismos ambientes húmedos en los que pasaron la primera etapa de su vida. Precisamente la fotografía fue tomada el pasado 25 de Junio en las proximidades del río Manzanares, en el parque de La Pedriza.


Veredicto de una experta en la materia:

"Calopteryx, pero la especie no la se fijo, aunque yo apostaría por un C. virgo..."





Más sobre odonatos.
Fotografía cedida generosamente por Stunt21.

7 comentarios:

Raúl dijo...

Sería interesante una foto de la larva. ¡Me fijaré la próxima vez que vea una libélula!

CdD dijo...

Me interesaría conocer si este tipo de insectos es particularmente sensible a la contaminación. ¿viven en ambientes muy contaminados?

Gerardo Costea dijo...

Lo ignoro, aunque sospecho que los ambientes contaminados son poco propicios para estos seres. Desconozco su fisiología, pero como animal depredador requerirá de un ecosistema sano en el que puedan habitar sus presas. Además, sus ninfas son acuáticas, y probablemente necesitarán agua rica en oxígeno, cosa que con frecuencia falta en aguas contaminadas (al menos si es por eutrofización). En todo caso, todo esto sólo son hipótesis mías. Veré si puedo averiguar la respuesta.

Maeglin dijo...

Pues digamos que los Odonatos en general no se utilizan en los índices para determinar la calidad de las aguas...ya que no son muy exigentes. He visto poblaciones de libélulas en ríos muy asquerosos...

Gerardo Costea dijo...

Vaya, parece ser entonces que me equivoqué completamente en mi anterior mensaje.

Maeglin dijo...

no...no te equivocaste en absoluto.La verdad es que cuando escribí el mensaje estaba pensando sobre todo en la especie de la foto...Quizás no fue muy apropiado por mi parte hablar en general. Porque hay especies de Odonatos que si son indicadores biológicos y hay otras especies que son menos exigentes. De toda formas los odonatos no se encuentran en aguas infectas e hipereutrofizadas. Lo que tu has dicho es correcto...simplement que hay especies menos exigentes que otras, y el hecho de que halla libélulas en una río no implica que éste vaya necesariametne sin ningún tipo de contaminación.
Perdona si me expliqué mal antes...

Gerardo Costea dijo...

Bien, gracias por la aclaración. (Si alguien se pregunta por qué di crédito a las palabras de Maeglin la primera vez sin cuestionármelo apenas, le diré que ella es experta en estos insectos).